viernes, abril 16, 2010

A la primera persona que me lee, que me a devuelto el amor al cine

Entre leer, dibujar, amar, clases, baile, gente y tantas cosas he dejado de dedicarle tiempo a las películas y a mi. Revelándome ante tan feo olvido he visto siete películas en la semana.

Creo sencillo hablar de tristeza bajo la lluvia, crear misterio en la oscuridad o romance entre velas. El verdadero reto esta en transformar cosmovisiones y sacudir al espectador. Hacer que el sexo explícito se conciba como romántico, natural, incluso dulce es el reto muy bien logrado en esta película. He tenido ganas de abrazar y proteger a una dominadora sexual, me ha enternecido un espía, he visto a la travesti mas guapa del mundo ( equilibra sus lados masculino y femenino), una orgía emotiva no pornográfica y un lugar llamado Shortbus que provoca un ambiente familiar.

He escuchado diálogos cargados, acciones y tiempos rápidamente transcurridos, personajes que van y vienen. Pero tanta carga no es imprescindible para crear un gran Film. He adorado siempre la sencillez, y en una película que transcurre en una tarde con solo dos personajes uno se estrega por completo al momento.

La creación de una obra de arte es tan compleja que me entristece escribirla en palabras. En Burdeos hubo quien exaltó el camino y el proceso, mas no el cuadro colgado o el grabado estampado. Ese conflicto provocado por el proceso creativo toma vida en la pantalla.


2 comentarios:

1600 Producciones dijo...

Emocionante tu redescubrimiento.

Un beso.

Analía dijo...

Delicioso regreso, emociona como dice 1600.

SUERTE.